noviembre 14, 2015

PARA TERMINAR CON EL HUMALISMO: INDEPENDENCIA DE CLASE Y HUELGA GENERAL

Vivimos el año 25 de los violentos ataques pro-imperialistas por parte de los gobiernos fujimorista, paniagüista, toledista, alanista y humalista contra el pueblo trabajador; el reinado absoluto de las transnacionales que saquean el país y envenenan el territorio. Como dato emblemático de la situación, en un solo año, entre julio 2014 y julio 2015, el Estado dejó de cobrar un aproximado de hasta S/. 120 millones (40 millones de dólares) en multas por destrucción ecológica minera y petrolera, esto gracias a la legislación aprobada por la dupla Ejecutivo-Parlamento. Pero la burguesía peruana, socia menor del imperialismo, siempre fingirá lamentar que no haya dinero para el Presupuesto Nacional.

Ante eso el Gobierno y el Congreso de los partidos capitalistas, así como la burocracia sindical, recibieron, cada uno en su medida, una nueva respuesta y combativa lección con las huelgas indefinidas de Loreto y Cotabambas-Grau (Apurímac). El bando reaccionario debido a su alevosa ofensiva anti-popular y la burocracia por su descarada deserción de la lucha durante los últimos años. En el segundo caso, frente a los sucesivos “paquetazos” legislativos, la dirección de la CGTP amagó con un solo día de Paro Nacional como acostumbra (9 de julio). Este fue un fracaso tan flagrante que debió significar su renuncia ante el Congreso de la Central previsto para este año; evento que, muy al contrario, terminaron aplazando al próximo. Antes bien, vemos a la cúpula promover ahora, mediante Construcción Civil, una falaz marcha “por la paz” junto a la patronal de Capeco y la Confiep. A eso se dedican el PC y Patria Roja, a eso y a su tradicional oportunismo electoralista.

La casta burocrática llamó oficialmente a votar, haciendo campaña, por el Humala del Compromiso y la Hoja de Ruta; Carmela Sifuentes, Presidenta de la CGTP, candidateó en su lista. Luego han repetido el método en Lima con Villarán en 2013-2014 y anunciado una desesperada búsqueda de otra candidatura neoliberal para obsequiarle voto obrero el 2016. Así es como se destruye el principio más elemental de la política proletaria: la independencia clasista frente a los partidos ajenos al movimiento obrero y popular.

En lugar de usar su autoridad en el movimiento de masas para convocar asambleas de trabajadores que a nivel nacional elijan sus candidatos, se mezclan con grupos de la clase dominante como FS y CxC, grupos pequeño-burgueses como los de Tejada y Alcántara, políticos burgueses como García Núñez, con los que ahora se denominan “Unidad Democrática”, ni más ni menos que el antiguo “Frente Democrático” de Vargas Llosa/AP/PPC (1990); todo esto después de arrastrarse indignamente ante Simon, carnicero de Bagua, Premier aprista y secretario de PPK.

Su rollo demagógico es “inclusión” y “justicia social”, en el mejor estilo de Ollanta y Alan. Es “nueva República” burguesa, “Nueva Constitución” burguesa y “refundar la política” burguesa. Vale decir la Izquierda que no le toca un pelo al sistema, la Izquierda Capitalista, la Izquierda Neoliberal enemiga de cualquier estatización. Son las “fuerzas democráticas de izquierda, de centro, progresistas liberales”, como se definieron en su comunicado del 15 de agosto. Ahí se ven muy bien representados aquellos falsos marxistas del caviar-estalinismo, donde nada hay de progresivo para el pueblo oprimido.

Junto a ello, otro movimiento pequeño-burgués que pretende un neoliberalismo “más humano” ha elegido su candidata, intentando negociar una alianza mayor. Se trata del oportunismo electorero del Frente Amplio, que ha hecho de un menjunje orgánico demo-religioso, nacionalista, castrista socialdemócrata, burocrático sindical y aprista, una amplísima virtud. “Cambiar el modelo modernizando el Estado, dando garantías a los inversionistas…” como proclama Verónika Mendoza, es el mismo escandaloso sofisma pro-neoliberal, espejo de su consanguínea UD. Esta es la ahora conocida como Izquierda Usaid por tales turbias relaciones y que votó en el Congreso por el desembarco de marines norteamericanos semanas atrás. Las bases regionales y estudiantiles luchadoras que tuviera el FA deben romper con la dirección Arana-Mendoza-Francke y orientarse hacia el marxismo, abandonando a todos quienes se aliaron y candidatearon por Humala.

No habrá candidatura que represente a las masas trabajadoras una vez más, siempre por responsabilidad de la dirigencia burocrática servil al enemigo de clase. La alternativa habrá de ser el voto nulo. UD y FA son humalismo reciclado, una misma farsa “anti-neoliberal”, candidaturas oportunistas del neoliberalismo “democrático”. En la opuesta orilla clasista, los marxistas rechazamos todo seudo “Estado Democrático” capitalista, toda nueva Constitución de la clase dominante, todo gobierno burgués “democrático y patriótico”. Luchamos por un revolucionario Estado de los Trabajadores y por un Gobierno Obrero, Campesino y Popular, que solo serán posibles a través de la organización de una Huelga General Indefinida que conquiste reivindicaciones históricas y se plantee como objetivo acabar con el actual Gobierno y con el Congreso de los partidos enemigos del pueblo.

4 de noviembre de 2015

Revolución Permanente

noviembre 10, 2015

Las luchas de clases en Francia de 1945 a 2015

Francia es un viejo país capitalista de Europa Occidental, que comprende también territorios en América (Guyana, Martinica, Guadalupe...), en Oceanía (Nueva Caledonia...) en África y Asia (Reunión, Mayotte...), que son herencia del antiguo imperio colonial.  Francia cuenta con 66 millones de habitantes (20ma población del mundo).  Su lugar en Europa y en el mundo ha declinado, pero sigue siendo la 3ra economía de Europa después de Alemania y Gran Bretaña.  Permanece como la 6ta del mundo, muy por detrás de los Estados Unidos, China e incluso Japón, y el 6to exportador mundial de mercancías.

La internacionalización del capitalismo francés se traduce también en la implantación en el extranjero de filiales de sus grupos capitalistas (Total, Axa, BNP Paribas, Sociedad General, Crédito Agrícola, Carrefour, Engie, EDF, PSA, Auchan, BPCE, Saint-Gobain, Orange, Vinci, Sanofi, Bouygues...).  En efecto, Francia es una potencia imperialista.  Para garantizar los intereses de sus empresas en el mundo, el Estado francés dispone de un Ejército importante (que está formado solamente por profesionales desde 1997) dotado con armas nucleares.  Este Ejército mercenario e imperialista interviene actualmente en Malí, República Centroafricana, Irak, Siria...  El Estado francés se sienta en el Consejo de Seguridad de la ONU (con derecho a veto) y codirige la Unión Europea con Alemania, aunque esta última domina cada vez más económicamente.

Después de un período de fascismo (el del Mariscal Pétain, resultante de la derrota del imperialismo francés ante su rival alemán en 1940), las libertades democráticas se reconquistaron en 1944-1945 bajo la amenaza de la revolución proletaria, así como las conquistas sociales (seguridad social, empleo de por vida en empresas públicas, etc.).  Los obreros y los empleados se unieron en gran número a sus partidos tradicionales y votaron en masa por ellos: el PS-SFIO y el PCF sumaron un 49,6% de los votos en 1945.  Fue necesaria la política contrarrevolucionaria de las burocracias social-patriotas que los dirigían, su participación en el gobierno del general De Gaulle, para desarmar a los trabajadores, rehacer el capitalismo francés, estabilizar al Estado burgués, intentar reconstruir el imperio colonial...  Sin embargo, éste se hundió, en los años que siguieron, bajo los golpes de las guerras de liberación (Indochina, Argelia...).  La pérdida de las colonias y la estrechez de las fronteras empujaron a la burguesía francesa hacia la construcción de la Unión Europea (UE) en 1957 con otros 5 Estados.  Ésta se ha ampliado y cuenta hoy con 28 Estados, 19 de los cuales tienen por moneda al euro.

Debido a las divisiones de la burguesía, en particular ante el combate heroico del pueblo argelino, la 4ta República burguesa, que era un régimen parlamentario, fue derribada por un golpe de estado militar en 1958 que llevó al general De Gaulle al poder.  Desde entonces el régimen político de Francia es la 5ta República, que era al principio un poder bonapartista pero que evolucionó hacia un régimen presidencial donde, oficialmente, el Ejército no interviene en los asuntos públicos y donde el Parlamento goza de las prerrogativas importantes.

En 1968, en el marco de un ascenso revolucionario mundial, Francia conoció, como Checoslovaquia, una crisis revolucionaria.  Se inició con una rebelión estudiantil y continuó con una huelga general más amplia aún que en 1936: los trabajadores estatales participaron y una minoría de los trabajadores del campo se unió a los asalariados. El estalinismo (el PCF y la dirección de la CGT) salvó al Estado burgués, a la 5ta República y al General De Gaulle, pero la efervescencia obrera y estudiantil continuó durante varios años, tanto más que el desempleo en masa reapareció con la crisis capitalista mundial de 1973-1974.  Los sindicatos (la CGT dirigida por el PCF, la CFDT de origen cristiano, la escisión FO de la CGT...) crecieron.  Durante este período, organizaciones políticas que se reclamaban del maoísmo (GP, PCMLF...) y del trotskismo (LC, LO, OCI...) compitieron con el PCF y el PS, en particular en la juventud escolarizada y asalariada.

Las direcciones tradicionales respondieron en 1972 con la formación de un frente popular, la Unión de Izquierda (PCF-PS-PSU-PRG), que llegó al poder en 1981.  La decepción causada por Mitterrand y la UG en el poder (1981-1993) así como el efecto desmoralizante de la restauración del capitalismo en el este de Europa a partir de 1989 debilitaron numérica, política e ideológicamente al movimiento obrero.  La sindicalización se desplomó (a menos de un 8% de los asalariados) y la división sindical se acentuó aun más, a veces con ayuda de la LCR (ex LC), LO y el PCI (ex OCI).  La militancia del PCF y el PS también disminuyó.  De 1995 a 2002, el PCF y el PS gobernaron con los Verdes y el PRG. Los dos partidos tradicionales de los trabajadores no se reclaman ya del socialismo.  El GP se disolvió en 1983, el PCMLF en 1988 y el PSU en 1990.  El PCI reivindicó el parlamentarismo a partir de 1984 y se liquidó en el PT-POI reformista y chauvinista en 1991. La LCR rechazó oficialmente la dictadura del proletariado en 2003 y se disolvió en 2009 en el NPA cuasi-reformista.  LO reclamó más policía en 2001 y en 2008.

Con todo, los trabajadores y los jóvenes combatieron con huelgas y manifestaciones: en 1995 (en defensa de las jubilaciones), en 2003 (en defensa de las jubilaciones), en 2006 (contra la precarización del trabajo), en 2010 (en defensa de las jubilaciones)...,  pero las burocracias sindicales, los partidos obreros burgueses y las organizaciones centristas siempre llegaron a impedir la huelga general, a contener las luchas en el marco de las "jornadas de acción" (una huelga de un único día) y a desviarlas hacia callejones sin salida (Foro Social, "revolución ciudadana", etc.), haciéndoles esperar las elecciones.

La economía francesa intenta superar la crisis capitalista mundial de 2007-2009 peor que los Estados Unidos, Gran Bretaña o Alemania.  Los gobiernos burgueses (Sarkozy, luego Hollande) se dedican a restaurar la rentabilidad y la competitividad del capitalismo francés. Las direcciones sindicales aceptan discutir sobre todos los ataques contra los asalariados y es el PS el que gobierna hoy contra los trabajadores de este país, los emigrantes y los países oprimidos.

El Grupo Marxista Internacionalista es el heredero político del Partido Obrero de 1882, del Comité de la 3ra Internacional de 1919, de la Liga Comunista (bolchevique-leninista) de 1929, del Partido Comunista Internacionalista (sección francesa de la 4ta Internacional) de 1944.  Con la ayuda del Colectivo Revolución Permanente, el GMI trabaja en la ruptura de las organizaciones obreras con la burguesía, en dotar las luchas de comités elegidos y centralizados, en agrupar a los comunistas internacionalistas para construir el partido obrero revolucionario y la Internacional obrera revolucionaria.  Se trata de brindar la dirección que merece a la clase obrera francesa, para que tome el poder y expropie el capital.


24 de octubre de 2015

Dirección Nacional del Grupo Marxista Internacionalista - GMI (sección francesa del CoReP)


Relación de organizaciones obreras

CFDT: La Confederación Francesa Democrática del Trabajo nació bajo el nombre de CFTC en 1919, reuniendo a los sindicatos cristianos. Cambió de nombre y rompió oficialmente con la Iglesia Católica en 1964. Es la segunda central sindical. Es influyente.

CGT: La Confederación General del Trabajo fue creada en 1895 por los anarquistas. En 1914, su dirección sostiene la guerra imperialista. Pasa al control del PCF en 1946. Es la primera central sindical. LO y NPA se han integrado cada vez más a su burocracia.

FO: Fuerza Obrera es una escisión de la CGT organizada en 1949, durante la "guerra fría", con la ayuda del gobierno, del PS y de la Confederación norteamericana AFL-CIO. Es la tercera central sindical. El POI se ha integrado plenamente a su burocracia.

GP: Izquierda Proletaria es fundada en 1968 por la mayoría de la UJCML maoísta, que mezcla extrañamente estalinismo y anarquismo. Se disuelve en 1973.

LC-LCR: La Liga Comunista fue fundada en 1969 en el marco del Secretariado Unificado de la 4ta Internacional (pablista). Renombrada LCR después de 1973. Se disuelve en el NPA en 2009.

LO: Lucha Obrera es fundada en 1956 con el nombre de Voz Obrera por Hardy, un personaje ajeno a la 4ta Internacional. Vinculada a la burocracia sindical de la CGT.

NPA: El Nuevo Partido Anticapitalista es fundado por la LCR en 2009. Pretende fusionar trotskistas, anarquistas, feministas y guevaristas bajo un programa cuasi-reformista. Vinculado a las burocracias sindicales de Solidarios, FSU y CGT.

OCI-PCI: La Organización Comunista Internacionalista se funda en 1967 en el marco del Comité Internacional de la 4ta Internacional. Se renombra PCI en 1981. El PCI crea en 1985 el Movimiento Por un Partido de los Trabajadores, que se supone reúne a trotskistas, anarquistas, socialistas y comunistas. En 1991, el MPPT se convierte en el PT.

PCF: El Partido Comunista Francés es el nombre que toma el PS después de su adhesión a la 3ra Internacional en 1920.  Es estalinizado a partir de 1924. En 1934 se vuelve social-patriota y en 1935 adopta la alianza con la burguesía ("frente popular"). Bloquea la revolución en 1936, en 1944 y en 1968. Participa en el gobierno burgués de 1944 a 1947, de 1981 a 1984, de 1997 a 2002.  Dirige la CGT y el FSU.

PCMLF: El Partido Comunista Marxista-Leninista de Francia es una escisión del PCF que aparece bajo el nombre de MCML en 1965. Es la organización maoísta que es apoyada por la burocracia china. Se disuelve en 1988.

PS: El Partido Socialista unifica en 1905 a todas las organizaciones socialistas del país, bajo los auspicios de la Internacional Obrera. En 1914 aprueba la guerra imperialista conducida por su burguesía.  En 1920 la mayoría se adhiere a la Internacional Comunista y toma el nombre de PCF. Una minoría dirigida por Blum lo rechaza y mantiene el PS que se unirá a la Internacional "Socialista". Desde 1978 el PS triunfa en las elecciones sobre el PCF. Participa en gobiernos burgueses de 1914 a 1917, de 1924 a 1926, de 1936 a 1937, de 1944 a 1947, de 1956 a 1958, de 1981 a 1993, de 1997 a 2002, de 2012 hasta hoy. Dirige las organizaciones sindicales UNSA y UNEF.

PSU: El Partido Socialista Unificado nace en 1960 de dos fracciones del PS que se habían opuesto a la guerra de Argelia. Se disuelve en 1990.

PT-POI: El Partido de los Trabajadores es fundado por los lambertistas en 1991, basado en un programa reformista. Se convierte en Partido Obrero Independiente en 2008, aún más chauvinista.  Vinculado a la burocracia sindical FO. Este partido acaba de estallar.