julio 06, 2012

¡LUCHA CLASISTA POR LA NACIONALIZACIÓN SIN PAGO DE LAS TRANSNACIONALES!

La movilización combativa de los pueblos de Cajamarca y Espinar es una nueva demostración de una vieja verdad: todos los gobiernos de la clase dominante, sean del partido que fuesen, atacarán siempre económica, política y militarmente al pueblo trabajador, de manera feroz. Por eso los revolucionarios que suscribimos jamás le hemos prestado apoyo electoral al Partido Nacionalista ni lo haremos con cualquier otra opción burguesa o pequeñoburguesa similar.

Pero además estas luchas también ratifican otra antigua certeza: que sin una dirección verdaderamente clasista la ofensiva de las masas no está capacitada para conquistar sus grandes objetivos.


Sólo un combate sin cuartel de todo el movimiento obrero y popular en frente único para expropiar las transnacionales que operan en el país y a los grandes capitalistas nacionales,  recuperando toda la riqueza que nos ha sido despojada, puede abrir el camino político hacia un nuevo Estado dirigido por los explotados, un Estado de los Trabajadores que asegure nuestras reivindicaciones históricas.


Este camino significa hoy básicamente crear nuestros organismos de poder proletario y lanzar acciones de masas de la envergadura necesaria. En el caso de las luchas actuales, una permanente Asamblea Popular Regional en Cajamarca y en las demás regiones generaría un poder alternativo al poder de la burguesía, funcionaría democráticamente con delegados elegidos y revocables en asambleas de base y dirigiría sus propias milicias obreras y campesinas de autodefensa para rechazar todas las agresiones del enemigo de clase. Organismos así contarían con toda la legitimidad para convocar de inmediato un Huelga Macroregional Indefinida en todo el Norte del país e irían a la constitución de una Asamblea Popular Nacional que luche por una Huelga General Indefinida y un Gobierno Obrero y Campesino.   


Desafortunadamente la dirección política de los movimientos de Cajamarca y Espinar no ha levantado estas consignas estratégicas para los intereses históricos de los oprimidos. Tanto Patria Roja como el movimiento pequeñoburgués Tierra y Libertad concentran su objetivo únicamente en el mejoramiento del convenio con la minera Xtrata o la nulidad del proyecto Conga, ignorando el problema de la lucha por el poder entre opresores y oprimidos, cuestión sin cuya resolución nada se soluciona verdaderamente. Al igual que el falso “Partido Comunista” que encabeza la CGTP, todas estas burocracias sindicales y políticas llamaron a apoyar a Humala por “democrático y patriótico” y continúan hablando el lenguaje burgués del “diálogo” (o sea del engaño, la mecida), del insulso cambio de gabinete ministerial o de la promoción de vanas ilusiones en una Asamblea Constituyente que en estas circunstancias sólo generaría desmovilización en nuestras filas. ¡Exijamos a la cúpula de la CGTP que rompa inmediatamente todo vínculo político con el gobierno reaccionario y asesino para dirigir una lucha clasista de masas por la expropiación del imperialismo y del gran capital!


¡Cárcel para todos los responsables de los asesinatos policiales!


 ¡Huelga Macroregional Indefinida en el Norte!


 ¡Forjar una Asamblea Popular Nacional!


 ¡Organizar un partido obrero revolucionario para tomar el poder!


 ¡Luchar por un Gobierno Obrero y Campesino!



Julio 5, 2012


Colectivo Revolución Permanente en el Perú